5 Razones por las que deberías trabajar en el extranjero
Motivos-trabajar-extranjero

5 razones por las que deberías trabajar en el extranjero

A estas alturas, ya sabrás que en The Yellow Pocket somos unos fanáticos de las experiencias en el extranjero, creemos firmemente que es algo que te cambia la vida y que todo el mundo debería experimentar. Hace tiempo hablamos de varios motivos para estudiar fuera, hoy damos un paso más y te traemos 5 razones por las que también deberías trabajar en el extranjero.

1. Dominarás otra lengua:

Si vas a trabajar en el extranjero no te bastará con “chapurrear” el inglés, si quieres hacer bien tu trabajo y progresar, deberás aprender a expresar tus ideas con coherencia y utilizar el vocabulario específico de tu sector. Al principio te costará un poco más, pero conforme vaya pasando el tiempo, verás como vas mejorando hasta sentirte cómodo, además, puedes complementar el trabajo con cursos de business english. Sin duda, esta es la combinación perfecta para pasar con éxito todos los retos que se te vayan planteando.

2. Conocerás nuevos puntos de vista:

Es posible que en España domines tu trabajo, el tiempo y la experiencia han hecho que sepas perfectamente cómo solucionar cualquier problema que se te ponga por delante, pero eso no es excusa para no estar abierto a nuevas opciones y puntos de vista. Dependiendo de la cultura y el lugar en el que te encuentres, verás que hay millones de formas de ver un mismo tema. Mientras que para ti “x” puede ser la solución perfecta y definitiva, una persona de Canadá, con el mismo grado de experiencia que tú, puede verlo de forma totalmente contraria. Por lo que pasar un tiempo trabajando junto a esa persona, te permitirá seguir creciendo y aprender nuevas formas de hacer lo mismo. Después es el turno de comparar y elegir lo que mejor te parezca, pero, esta vez, teniendo todas las cartas sobre la mesa.

3. Harás una red de contactos internacional: 

Todas las personas que se crucen en tu camino durante tu estancia en el extranjero, podrán ayudarte mucho en el futuro. Deja la vergüenza a un lado y esfuérzate en conocer gente, volver a España con tu agenda repleta de contactos de múltiples nacionalidades y especializaciones te abrirá muchas puertas y ampliarás tus horizontes profesionales. Además, a parte de ayudarte en el mundo laboral, harás grandes amigos y esto llenará también otras áreas de tu vida.

4. Lograrás destacar con un CV envidiable: 

Imagina que tienes que contratar a alguien para tu empresa, tienes delante dos CV absolutamente idénticos, pero uno de ellos ha vivido/trabajado/estudiado en varios países, desarrollando allí competencias y habilidades, suena mucho más interesante que aquel que nunca ha abandonado su ciudad ¿no crees?. Además, está demostrado que pasar un tiempo fuera aumenta tu capacidad de adaptación, aprendes a ser más flexible, a gestionar los imprevistos, a desenvolverte en terrenos desconocidos y otras muchas capacidades muy valoradas por los departamentos de recursos humanos, que te diferenciarán del resto en cualquier proceso de selección.

5. Aprenderás a valorar objetivamente tu situación laboral:

Mientras estás dentro de tu país, todo el mundo opina sobre la situación económica y laboral que le rodea, pero también es importante conocer qué pasa realmente en otros lugares para poder participar en esas conversaciones y expresar tu punto de vista con cierto criterio. Si has pasado un tiempo trabajando fuera, podrás observar cómo funcionan las cosas allí, qué opinan los habitantes de ese país sobre ello, comparar y ver qué puntos te parecen mejores y cuáles peores. Además, al experimentar cómo es el ambiente de trabajo en otro lugar, podrás ser más objetivo cuando vuelvas, por ejemplo, será útil a la hora de decidir si te mereces un ascenso o si estás estancado y necesitas cambiar. En definitiva, trabajar fuera te ayuda a conocerte más a ti mismo y a analizar tu entorno con la mente más abierta.

Es cierto que tomar la decisión de dejarlo todo e irse a trabajar en el extranjero no es fácil, pero sin duda es algo que merece la pena.

Como es lógico, si tu nivel de inglés no es muy bueno al principio, tendrás que empezar realizando trabajos no cualificados (trabajar en restaurantes, hoteles, tiendas…), pero esto te aportará igualmente grandes capacidades y desarrollarás un gran dominio de la lengua, que a su vez, te ayudará a trabajar de lo tuyo más adelante.

Quizá sea buena idea empezar por irte algunos meses a hacer un curso de inglés, ¡no puede seguir siendo tu tarea pendiente!. Además, recuerda que en algunos países como Australia, el visado de estudiante te permite trabajar hasta 20 horas semanales y costearte tu estancia allí. En Canadá, lamentablemente no puedes trabajar si estudias inglés, pero ofrecen muy buenas opciones laborales si estudias formación superior.

¿Te hemos convencido? si es así, cuéntanos en los comentarios cuáles son para ti las razones más importantes para trabajar en el extranjero. Esperamos que leyeras la semana pasada los tips para encontrar trabajo en Australia, te serán de gran ayuda a la hora de emprender tu aventura.
Si aún no te atreves a dar el paso, pero leyendo este post se te ha removido alguna cosilla en el estómago, es que definitivamente tu cuerpo te pide a gritos que te vayas, así que deja de ignorar esa sensación y atrévete a tomar la decisión de tu vida!

The Yellow Pocket

The Yellow Pocket es una agencia de educación internacional que te ayuda a gestionar tu viaje para estudiar y trabajar en países extranjeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *